Ventajas del aluminio

Durabilidad: probada resistencia al paso del tiempo, corrosión y a los elementos.

Economía a largo plazo: no requiere mantenimiento.

Estética y versatilidad: pueden obtenerse distintos acabados y tonalidades para adaptarse a casi cualquier estilo y necesidad.

Fortaleza: las aberturas ofrecen gran solidez y seguridad.

 

Tratamientos

Pintura: existe un amplio espectro de colores disponibles, pero los más solicitados son el blanco, negro y bronce.

Anodizado (natural o color, pulido o lijado): es un tratamiento por el cual la superficie natural del aluminio es incrementada en grosor al forzar su oxidación mediante un proceso electroquímico, y permite además añadir color, logrando terminaciones estéticamente atractivas, a lo que además puede sumarse luego un acabado lijado o pulido.

Calle 19 N° 1221, Garín - Pcia. de Buenos Aires :: Tel./Fax: 0348 - 4474837 :: Móvil: (15) 5226-5862 / (15) 3124-1124